Saltar al contenido

 

 

 

 

 

 

 

 

La oportunidad de la práctica artística a una edad temprana aporta valiosos elementos que deben estar presentes en la educación desde la infancia, amplía la imaginación y promueve modos de pensar flexibles, ya que forma la capacidad para desarrollar esfuerzos continuos y disciplinados, a la vez que reafirma en el niño la confianza en sí mismo a través de la acción.

 

En respuesta a ello, y partiendo de que el niño aprende haciendo y el joven aprende reflexionando sobre la acción, la Facultad de Artes ofrece actualmente tres programas de formación artística, dirigidos a niños y jóvenes a partir de los tres años de edad.